Deducir gastos por atención al cliente

Límite a la deducción del gasto de las invitaciones y atenciones a clientes

Con la reforma fiscal que aplicó el Gobierno a finales de 2014, uno de los cambios que se aplicaron y con entrada en vigor a partir del ejercicio 2015 es el “límite a la deducción del gasto de las invitaciones y atenciones a clientes”.

Hasta ahora, los gastos por atenciones a clientes y proveedores (invitaciones a restaurantes, pequeños obsequios o situaciones similares) eran deducibles sin límite alguno (siempre que estuviese justificado y relacionado con la actividad económica de la empresa. A partir del 2.015 dichos gastos sólo serán deducibles hasta el límite del 1% de la cifra de negocios.

Por tanto si en la empresa los gastos por atenciones a clientes superan este límite, habrá un sobrecoste por la parte de gastos no deducibles y que afectará al Impuesto sobre la renta (si se trata de personas físicas) o al impuesto de sociedades ( si se trata de una sociedad), tributando mas, ya que el exceso no será fiscalmente deducible.

Vemos un ejemplo:
Supongamos que la empresa factura 300.000 euros anuales y en atenciones a
clientes tenemos un gasto de 15.000 euros anuales. Hasta el año 2014 se
considera gastos fiscalmente deducible los 15.000 euros, pero a partir de 2015 sólo se considerará gasto fiscalmente deducible 3.000 euros (300.000 * 1%). El resto hasta 15.000 euros, a efectos fiscales no se considerará gasto.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos requerido marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>